Otras categoría

5 juegos de piscina que tendrán entretenidos a los peques toda la tarde

¡A jugar en la pisci!

Por fin llegaron las ansiadas vacaciones de verano tras el largo curso escolar, y con ellas, las divertidísimas tardes en la piscina o en la playa. Aunque muchos papás y mamás todavía las seguimos esperando y son los abuelos u otros familiares los que se encargan de supervisar a nuestros hijos esas tardes. Como sabemos que los peques se aburren con facilidad, os proponemos una serie de juegos que siempre han funcionado y que les tendrá entretenidos un buen rato.

1. Concurso de saltos

¿Quién no ha participado en una competición de saltos? Esos abuelos o familiares que los cuidan por las tardes pueden formar el gran jurado, y con dos concursantes, tenemos competición. 

Para organizarlo, lo ideal es elegir el tipo (de palillo, de cabeza, de bomba, de torbellino…) y el número de saltos a realizar para empezar el juego. Los competidores saltarán por turnos y, después de que todos hayan ejecutado cada uno de los saltos, el jurado procederá a la valoración. ¿Los requisitos para ganar? Originalidad, esfuerzo y buena ejecución.

2. Adivina la canción… ¡debajo del agua!

Con dos peques es suficiente, pero tampoco hay límite de participantes. Todos deben sumergirse a la vez y uno de ellos debe de cantar una canción para que los demás la adivinen. Entenderlas debajo del agua, ¡es más difícil de lo que parece! Según las reglas hay tres intentos, y si nadie es capaz de averiguar de qué canción se trata, será el cantante el que se anote un punto. Se puede poner un límite de tres o cinco temas por participante para que el resultado sea más preciso. Y en caso de empate, se puede dar lugar a una gran final.

3. Marco Polo

Un gran clásico de los juegos de piscina, ¿no os recuerda a vuestra infancia? Para este juego, se necesitan como mínimo 3 participantes.

Uno se la liga y cuenta hasta 10 con los ojos cerrados mientras que el resto se aleja. Aquí, empieza el juego de verdad: el que se la liga, siempre con los ojos cerrados, tiene que gritar: ‘¡Marco!’ y los demás participantes tienen que responder ‘¡Polo!’. Entonces, en función de dónde lo escuche, seguirá las voces para intentar pillar a alguno. Los chicos que tienen que despistar al que está con los ojos cerrados, pueden bucear pero nunca salir de la piscina o no responder ‘Polo’.

4. La ranita bailaba debajo del a…. ¡gua!

Tampoco hay límite de jugadores, pero sí un mínimo de dos. La dinámica de este juego es muy simple: por turnos, cada peque tendrá que elegir una acción y decir la frase ‘la ranita (pone la mesa / hace el pino / da una voltereta…) debajo del a…’. Entonces, todos se sumergirán y llevarán a cabo la acción que se ha dicho previamente lo más rápido posible. Cuando salgan a la superficie, tendrán que terminar la frase diciendo: ‘¡gua!’. El primero que lo diga añadirá un punto a su marcador.

5. Waterpolo

Con un balón y cuatro jugadores… ¡tenemos partido! De punta a punta de piscina, los equipos deberán de llegar a la portería del rival (previamente decidida por ambos grupos) y lanzar el balón para anotar un tanto. Los tiempos de cada parte y del descanso, también deberán de establecerse antes de empezar.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *